Fiesta temática de los años 80

Sumérgete en la vibrante década de los 80, una época definida por la explosión cultural y musical, la revolución tecnológica y la expresión creativa desenfrenada. Prepárate para un evento que captura la esencia retro y el espíritu innovador que marcaron una era inolvidable.

Estilo y nostalgia: decoración temática de los años 80

Exploramos un espacio de estilo industrial y le agregamos un toque ochentero con bolas de discoteca, máquinas recreativas de árcade y una iluminación impactante. Además, incorporamos detalles emblemáticos de la época como cubos de Rubik, una radio icónica y un neón con el logo de la empresa. Estos pequeños detalles son la clave que distingue nuestros eventos, creando experiencias únicas e inolvidables.

Para llegar a la sala, los empleados tenían acceder por un estrecho pasillo iluminado con velas, creando la sensación de sumergirse en las profundidades de una fábrica abandonada. Un efecto sorprendente que generó un efecto 'wow', al no saber a dónde se dirigían y experimentar la revelación de un retorno al pasado.

A lo largo de la noche, los invitados disfrutaron jugando en las diversas máquinas de árcade ubicadas estratégicamente en la sala, y se inmortalizaron en un fotomatón con lona personalizada llevando el logo de la empresa y la frase Back to the 80's.

La música de los 80: marcando la diferencia

El ambiente se impregnó con los éxitos musicales de los 80, desde "Billie jean" de Michael Jackson hasta "Sweet child O' Mine" de Guns N' Roses y "Every breath you take" de The police…

Tan entusiasmada estaba la empresa que incluso organizamos un karaoke, permitiendo a los empleados subir al escenario para revivir esos momentos y disfrutar de su minuto de gloria.

La elección de la música adecuada es esencial, ya que influye directamente en la conexión de los asistentes con el evento. La melodía y el ritmo apropiados no solo ambientan el espacio, sino que también generan emociones positivas, contribuyendo así a una experiencia más memorable y envolvente para todos los presentes. Cada nota musical se convierte en un elemento clave para crear la atmósfera perfecta y potenciar la interacción y participación de la audiencia a lo largo de toda la celebración.

La cena adoptó un estilo cóctel con diferentes buffets, seguido de una barra libre que ofrecía una variedad de bebidas y cócteles preparados por nuestros bartenders.

Con el telón bajado y los ecos de los años 80 aun vibrando…

Concluimos el evento corporativo con una atmósfera nostálgica e inspiradora, fusionando música icónica, decoración retro y animación. Más que una simple celebración empresarial, el evento fue un viaje en el tiempo a los años ochenta, evocando la magia de una época que dejó una huella profunda en nuestra cultura. Con una fusión de estímulos sensoriales, transportamos a los asistentes a una época en la que la música, la moda y los momentos eran expresiones de libertad y audacia. Cada detalle buscaba capturar la esencia vibrante de los años ochenta, despertando la nostalgia y fomentando una nueva apreciación por la creatividad de aquel tiempo.